Cómo se marca el precio de los combustibles

Fuente: Pixabay

Cuando nos hablan del precio del barril Brent en las noticias no tenemos toda la información necesaria para entender por qué suben o bajan los precios finales de la gasolina o el gasoleo. Es más, todos nos hemos preguntado en alguna ocasión por qué si el precio del barril Brent disminuye, seguimos pagando lo mismo por llenar nuestro depósito pero cuando sube, el combustible nos sale más caro.

Los Presupuestos Generales y los impuestos

Para empezar, en los Presupuestos Generales del Estado se establece un precio fijo por el que el mayorista vende el combustible. Este precio se fija en función de la cotización internacional del barril de petróleo, el barril Brent para España, costes de refinación y transporte. Para 2019 este precio se marcó en 0,403 €/l para la gasolina y de 0,447 €/l para el gasóleo.

A ese precio hay que añadirle los impuestos: el Impuesto sobre Hidrocarburos (conformado por la suma del Impuesto Estatal General, el Impuesto Estatal Especial y el Tramo Autonómico, que suponen 0,4727€ en la gasolina y de 0,379€ para el caso del diésel) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (el IVA, del 21%).

El beneficio de las gasolineras

La Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) utiliza los datos del Boletín Petrolero de la UE y de las cotizaciones internacionales para realizar cada mes un gráfico en el que se ilustra el porcentaje sobre el precio que pagamos en las gasolineras que se destina a cada parte: impuestos, coste al por mayor, costes de distribución y márgenes. Para el mes de agosto, los márgenes de las gasolineras fueron de 16% en el caso de la gasolina y del 14% en el del gasóleo.

Fuente: AOP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies