El precio de los combustibles baja ligeramente por primera vez desde septiembre

Una persona reposta su vehículo. Fuente: Pixabay

El precio de los carburantes baja por primera vez desde septiembre tras encadenar once semanas de subidas consecutivas. La gasolina, que tan solo ha bajado un 0.06% respecto a su marca anterior, se mantiene cerca de su máximo histórico de septiembre de 2012, cuando el litro llegó a los 1.552€. Ahora se sitúa en los 1.512€, por lo que llenar un depósito medio con este combustible costaría un 30.7% más que la misma semana del año pasado, unos 20€ más caro.

La bajada en el precio del gasóleo ha sido ligeramente más notable, un 0.36%. El precio medio del litro de gasóleo se sitúa en los 1.38€ y llenar un depósito medio es hoy un 33.7% más caro que el año pasado, unos 19€ más caro.

A pesar de estos datos, el precio por repostar en nuestro país sigue siendo menor que la media de la UE, que se sitúa en 1.653€ el litro de gasolina sin plomo y de 1.502€ el de gasoil. Los precios españoles también están por debajo de la media de la zona euro, con un promedio de 1.715€ en el caso de la gasolina sin plomo y de 1.53€ en el caso del diésel.

¿A qué pueden deberse estas bajadas?

El fin de semana nos trae noticias como la de la aparición de la nueva variante “Ómicron” de Covid-19, potencialmente más peligrosa que las anteriores variantes. Esta noticia ha sido el detonante de la mayor bajada en el IBEX 35 en lo que va de año, con una caída del casi 5% en un solo día. El precio del petróleo también se vio afectado: el crudo West Texas Intermediate cayó por debajo de los 70 USD por primera vez desde finales de septiembre y el barril de Brent lo hizo por debajo de los 75 USD.

Algunos de los grandes consumidores de crudo del mundo, como EEUU, China, Japón, Reino Unido o Corea del Sur han anunciado la puesta en el Mercado de una parte de las reservas de crudo de sus reservas estratégicas. Estados Unidos se ha comprometido a liberar 50 millones de barriles con la intención de reducir los precios y abordar el desajuste entre la oferta y la demanda en estos momentos.